¿Cuáles son los aspectos más importantes que debería considerar un empleador si es demandado laboralmente?

Cuando a nuestra oficina llegan empresas (organizadas como sociedades o simplemente como personas naturales), que han sido demandadas por sus ex trabajadores, generalmente se dan tres situaciones que es necesario tomar en cuenta:

Muchas veces nos hemos visto en la necesidad de contestar en breve tiempo las demandas puesto que, cuando nos informan de ella, la audiencia está bastante encima y urge recopilar información y pruebas a la brevedad. La primera situación entonces, son los plazos de la misma demanda. Hay que tomar conciencia de que existen tiempos máximos para defenderse y las sanciones por no hacerlo dentro de los plazos fijados por ley puede significar incluso perder el juicio. La primera cuestión entonces tiene que ver con los plazos y tiempo para preparar una buena defensa.

Pero hay una segunda cuestión que es aún más relevante. Efectivamente, muchas veces hay un errado concepto de que la demanda es el primer “movimiento” en un proceso judicial, cuando realmente este ha comenzado mucho antes. En efecto, por lo general se tratará de una demanda por “despido injustificado”  (algo ya heos visto en:   http://santiagoalbornoz.cl/abogado/2015/02/24/que-es-el-despido-injustificado/  ),  y/o acción de tutela “con ocasión del despido”, de manera que las demandas no son otra cosa que un reclamo que hace el trabajador ante los Tribunales respecto a lo injusto o infractor de los derechos fundamentales, que ha sido el despido. Por ende, los “dados ya se han echado” en la misma carta de despido e incluso antes de ello (ver:  http://santiagoalbornoz.cl/abogado/2015/01/06/la-carta-de-despido/ ).

Lo relevante entonces será tomar conciencia que el juicio laboral se tratará de la manera como la empresa podrá justificar (probar), ante un juez, que el despido de su extrabajador (a), se enmarca en el estándar que fija la ley. El juicio no comienza realmente con la demanda si no que mucho antes, por lo menos, en el momento en que se está redactando la carta de despido.

Un tercer aspecto, que está íntimamente ligado con los dos anteriores, es que el derecho laboral es un derecho especial, esto es, tiene principios, normativa y lógicas que no sólo no son necesariamente las mismas que el derecho general (civil o comercial), u otras áreas del derecho (penal, familia, ambiental), si no que muchas veces son derechamente distintas. Comprender esas lógicas, principios y leyes especiales del derecho laboral supone especialización y experiencia, tanto en la regulación de fondo como en los procedimientos judiciales. En consecuencia, para esperar una buena asesoría profesional es necesario que el abogado tenga una especialización de años en derecho laboral.

De esta manera, podemos destacar, a lo menos, estos tres factores que hay que tomar en cuenta cuando una empresa enfrenta o pueda enfrentar una demanda o juicio laboral: los plazos, la estrategia y la asesoría jurídica especializada. ¡Téngalos en cuenta!

 

¿Quieres saber más? Asesórate con nosotros.

Santiago Albornoz Pollmann

Abogado Laboral

 

 

 

Compartir: